Somos una mezcla de todos los elementos, y la forma en que cada elemento aparece en nosotros depende de los porcentajes y combinaciones que cada uno tiene. Es por esto que no todas las personas metálicas son iguales, y no todas las personas acuáticas son iguales.

En algunas personas, el elemento primario es altamente dominante, por ejemplo, una persona puede ser 70% Fuego, 25% Tierra y 5% todos los demás.

Si bien todos tienen un elemento dominante, muchas personas tienen dos o tres elementos dominantes, y a veces desempeñan roles casi igualmente importantes en nuestra personalidad.

Esto se puede ver por ejemplo en una persona que tenga un 45% de eléctrico y un 45% metálico, y 10% todos los demás, o en una persona que tenga 28% fuego, 27% acuático, 25% tierra, y lo demás dividido entre los tres elementos restantes.

En Develop Your Element, nunca te diremos qué elementos eres, y mucho menos los porcentajes que tienes de cada uno, porque la verdad es que los diferentes aspectos de tu personalidad pueden salir más fuertes en diferentes momentos. Sin embargo, tú puedes empezar a darte cuenta de los porcentajes aproximados de cada uno de los elementos a medida que seas testigo de cómo es tu personalidad día a día. Y cuanto más reconozcas que elementos conforman más de 25% de tu personalidad, más poder tendrás para regenerarte y estimular todos los lados de tu personalidad.

Entonces, ¿cuáles son los efectos de estos elementos secundarios y terciarios en tu personalidad primaria? Dependiendo del elemento, el secundario puede intensificar o suavizar las características e instintos del primario. Como regla general, mientras más cerca esté el secundario de tu primario en la escala de energía, más se intensifican las características de cada uno. Y cuanto más lejos está en la escala, más se contrarresta, equilibrará o inclusive se cancelarán las características de cada uno. Si tienes dos personalidades dominantes que están en extremos opuestos de la escala, es probable que sientas que tu personalidad está un tanto dividida, o que un lado de ti se drene o que a veces se pelee con el otro lado.

Teniendo esto en cuenta, ¿Como aparece usualmente cada elemento como secundario o terciario?

Eléctrico: como elemento no dominante, puede aparecer como una necesidad de querer moverse mucho o cambiar de tareas a menudo, o como cierta aleatoriedad en tus pensamientos. Pudieras tener muchas ideas, y momentos de alta impulsividad o torpeza, incluso si tienes una personalidad primaria más metódica.

Fuego: Como elemento secundario o terciario a menudo hace que se intensifique tu personalidad primaria. Lo que normalmente haces por tu parte primaria, lo harás con mayor intensidad y empuje que otros. Estarás más orientado a crear estrategias y esperar resultados, y te gustará ser respetado. Pudieras ser muy rápido para encontrar atajos, y buscar ser el mejor y tener lo mejor incluso dentro del ámbito de tu personalidad primaria.

Acuático: como elemento secundario o terciario te brindará fuertes habilidades de comunicación y la necesidad de expresarte. También pudiera agregar un toque romántico a tu vida y a tu comportamiento, o tal vez incluso algo de drama y emociones y reacciones impredecibles. Las personas más cercanas a ti serán muy importantes para ti, y el desarrollo de relaciones cercanas pudiera ser muy regenerativo para ti.

Tierra: como elemento no dominante a menudo tienen una cualidad suavizante. Notarás las necesidades de otras personas y ayudarás mucho a las personas que te rodean. Probablemente buscarás muebles cómodos y ambientes acogedores. Serás muy comprensivo con los demás, pero por el lado negativo podrías terminar sintiéndote ignorado o como si todas las responsabilidades cayeran sobre ti debido a que no puedes expresarte y pedir ayuda tanto como quisieras.

Aire: como secundario o terciario podrías ser muy sensible a ciertos estímulos. Es posible que necesites hibernar socialmente de vez en cuando, o pudieras drenarte fácilmente por demasiado caos en momentos inoportunos. Puede que necesites de ciertos momentos de soledad y espacio personal para funcionar adecuadamente. Ocasionalmente pudieras sentirte como si estuvieras perdido en el espacio, o que tu mente analítica pudiera obtener lo mejor de ti en forma de pensamiento obsesivo.

Metálico: como elemento no dominante, esta personalidad te traerá un gusto por el orden y la perfección en tu vida. Es posible que tengas una necesidad de interactuar de formas lógicas y concisas, y las cosas superficiales pudieran parecerte inútiles. Puedes expresar opiniones fuertes o ser más cortante y seco en cómo te expresas con las otras personas, es posible que necesites de una vida y un entorno más estructurados que la mayoría, y tener momentos de soledad en los que puedas pensar o trabajar sin ser interrumpido.

¿Cómo sientes que tus elementos secundarios afectan a tu personalidad en general?

Leave a Comment