Los espacios regenerativos son lugares, actividades y niveles de estímulos que regeneran la energía física y mental de una persona. Cada tipo de personalidad tiene diferentes espacios regenerativos, y de igual forma, cada individuo tiene sus propios espacios regenerativos.

Cuando actuamos fuera de nuestra personalidad por mucho tiempo nos drenamos, estresamos y cansamos. Mientras más drenados estemos, tendremos menos energía mental, emocional y física, seremos menos pacientes y comenzaremos a funcionar desde las deficiencias de nuestra personalidad.

Encontrar el tiempo y el espacio para regenerarte de acuerdo al tipo de personalidad e intereses únicos que tienes te permitirá equilibrarte y funcionar con el 100% de batería. Es decir, tendrás más claridad metal, más energía, más flexibilidad y creatividad, más productividad, y todos los beneficios de salud que provienen de estar relajados y felices. También serás capaz de entrar con más frecuencia en los otros tipos de personalidades sin drenarte.

Piensa en ello como en la batería de un Smart Phone (Teléfono Inteligente). Cuando la batería está críticamente baja, tu teléfono comenzará a alentarse y retrasarse, y no podrá realizar ciertas funciones como fotografía con flash o videoconferencias, y tener abiertas muchas aplicaciones al mismo tiempo matará la batería de tu teléfono en un instante. Sin embargo, cuando tu teléfono tiene el 100% de batería puedes realizar todas las multitareas que quieras. Puedes ver películas, enviar textos a tus amigos, y tener muchas aplicaciones abiertas en segundo plano. Esta es la forma en la que funciona también tu batería interna, cuanto más te regeneres, más cosas podrás hacer.

Existen beneficios de salud medibles cuando alineas tus elecciones de vida con tu personalidad. Tanto tu cuerpo como tu mente necesitan regenerarse, idealmente todos los días. Y mientras más estés en tu elemento en el trabajo, en tus relaciones, y en a lo largo de tu vida diaria, tu estilo de vida te regenerará más. Cuanto más tu estilo de vida te saque de tu elemento, mayor será el esfuerzo consciente que tendrás que hacer para regenerarte regularmente.

Entonces, ¿qué tipo de espacio regenerativo requiere cada elemento y cada persona?

Nuestro espacio regenerativo depende mucho de nuestro nivel de estímulo óptimo. Como guía general, mientras más extrovertida es una persona, requerirá de más estímulo externo, mientras más introvertida es una persona, necesitará reducir el estímulo externo para regenerarse. Los ambivertidos están en medio de lo que llamamos escala de energía – un punto medio entre los extrovertidos e introvertidos – es decir que necesitan regenerarse en ambos lados de la escala, necesitan una mezcla de estímulos altos y bajos.

Ejemplos de estímulo alto (para extrovertidos) incluyen: música ruidosa, debates dinámicos, aventuras, ambientes caóticos, mucho movimiento como en los deportes o parques temáticos, y altos niveles de interacción social, retos y bromas por todos lados.

Niveles de estímulo medio (para ambivertidos) incluyen: tiempo de calidad con seres queridos, salidas relajantes con familiares o amigos cercanos, y encuentros sociales íntimos en casa.

Ejemplos de estímulo bajo (para introvertidos) incluyen: música relajante (toma en cuenta que la música alta o fuerte puede ser positivamente estimulante para un introvertido si es su género o artista favorito o si le sirve para silenciar el mundo externo), ver televisión o leer a solas, tiempo de silencio con personas de confianza, soñar despierto, trabajar a solas en proyectos personales y hobbies, tiempo para contemplar la vida, y conversaciones intelectualmente estimulantes.

Nota que al operar fuera de tu elemento por periodos largos de tiempo tendrá efectos de drenaje en ti, al menos que estés trabajando en tus proyectos de pasión. (Esto no significa que no debas de salir de tu elemento, significa que debes de ser consciente de ello cuando lo hagas, y ¡regenerarte antes y después de hacerlo!) Cuando encuentras un proyecto que te apasiona liberan grandes cantidades de energía – agregando un extra de batería. Por lo tanto, tu proyecto de pasión puede ser una gran adición a tus espacios regenerativos, permitiéndote afrontar desafíos aún mayores en la vida.

Esta es la razón por la cual cada individuo tiene espacios regenerativos únicos. Si bien un evento deportivo puede brindar un nivel de estímulo ideal para los extrovertidos en general, una persona que le apasionan los deportes (ya sea introvertida o extrovertida) obtendrá mayores beneficios regenerativos que una persona que este menos interesada en los deportes.

Por lo tanto, debes de empezar a identificar cual es el nivel de estímulo ideal para ti para así recargar tu batería de forma proactiva.

Toma en cuenta que algunos de nosotros tenemos elementos primarios y secundarios en diferentes lados de la escala de energía – lo que significa que es posible que tengamos necesidades regenerativas opuestas (como la necesidad de ambos niveles de estímulo, altos niveles y bajos niveles de estímulo). En este caso te debes de asegurar de regenerar ambos tipos de estímulo, de lo contrario un lado de tu personalidad podría terminar drenando al otro lado.

Tu objetivo debe de ser llevar tu mente y tu cuerpo a tus espacios regenerativos.  Para que un espacio regenerativo sea realmente efectivo, tienes que desconectarte del trabajo, familia, drama, responsabilidades y cualquier otra cosa que pudiera drenarte. Tu mente y tu cuerpo se necesitan mutuamente para ser completamente funcionales, por lo que no sirve de nada regenerar tu cuerpo sin regenerar tu mente y viceversa. Esto significa que también debes de dejar a un lado la mentalidad de culpa que te distrae de maximizar este precioso tiempo. Tienes que reconocer que la regeneración mental y física es una inversión importante para tu salud, productividad, relaciones y bienestar. Es decir que, si tú eres extrovertido, ir a fiestas o salir a aventuras de vez en cuando no es una pérdida de tiempo. Y si tú eres introvertido, tomar tiempo para leer por placer o ver tu programa favorito en televisión no es una pérdida de tiempo. Es solo una pérdida de tiempo si te quedas atascado allí y en realidad no te estas regenerando. Y si esto está pasando, ¿adivina qué? La causa más probable de que estés “atrapado” en tu espacio regenerativo es que tu mente y tu cuerpo no está completamente en él. Ver televisión por una semana no ayudará si tú te sientes culpable e improductivo, y estar estresándote por todos esos correos electrónicos sin responder. Ir de fiesta todas las noches no ayudará si tu mente está estresada por las responsabilidades familiares y las facturas sin pagar. Del mismo modo, mirar videos todo el día no ayudará si tu cuerpo está atrapado en la oficina todo el día todos los días.

Esto es cierto que para todos los tipos de personalidad: si tú no estás permitiendo que tanto tu cuerpo como tu mente de desconecten y se regeneren completamente, no obtendrás el beneficio completo. Y cuanto más a menudo lo hagas, más rápido te regenerarás. (piensa en cuando cargas tu teléfono al 80% de batería frente al 10% de batería, se tarda mucho más tiempo para llegar al 100% desde un punto de partida más bajo). Averigua cómo recargarte durante todo el día -incluso de maneras pequeñas- para no tener que desconectarse completamente del mundo cuando estés drenado hasta el punto de estar totalmente agotado.

¡Así que regenérate! Cuanto más consciente estés de tus espacios regenerativos, mientras más diversos sean, y cuanto más proactivamente los incorpores en tu vida diaria, más beneficios podrás obtener. Permítete a ti y a los demás de tener y disfrutar de sus espacios regenerativos. Esto hará que la vida de todos se mucho más rica, y ayudará a sacar la mejor versión de ti y de las personas que te rodean, significa más amabilidad, más resistencia, más tolerancia a las diferencias, más claridad mental y mejor salud para todos los involucrados.

Escríbenos en los comentarios, ¿cuáles son algunos de tus espacios regenerativos?

Leave a Comment